lunes, 9 de julio de 2018

Chanel presenta su desfile de Alta Costura a la orilla virtual del Sena


Chanel presenta su desfile de Alta Costura a la orilla virtual del Sena


“Perfil alto, todo arriba. Puedes abrir y cerrar todo y hay una minifalda debajo”, afirmaba un Lagerfeld sonriente en el backstage tras un deslumbrante desfile de Alta Costura de Chanel, en el Grand Palais este martes por la mañana.

El enorme espacio se reimaginó como las orillas del río Sena, con puestos de buquinistas, farolas y, como telón de fondo, el Instituto de Francia, el imponente edificio clásico en el que se encuentra la Academia francesa.

“La Alta Costura es francesa y tiene que estar en París. Desde mi ventana veo el edificio Quai Voltaire, es uno de los más hermosos de París y está justo al lado de mi casa”, afirma Lagerfeld, que vive a 180 metros del lugar.

El desfile abrió con looks refinados en un gris a juego con los muros de piedra del Sena, abrigos largos y levitas con mangas tulipán abiertas, todas hechas en lanas de antracita o delicado satén. Presentó un traje de Chanel nuevo con solapas masculinas y faldas al tobillo abiertas hasta la cadera. Todo conjuntado con botines en cuero gris claro, tweed oscuro o plateado. Para la noche, Karl trabajó con hectáreas de plata, vista en ribetes y detalles en trajes de cóctel, boleros y corsés muy sexy, dramáticas faldas de lana trenzada y vestidos de noche con hombros puntiagudos tipo pagoda, que se van a ver increíbles en la alfombra roja.

Para terminar, el tradicional fin de desfile de Alta Costura con trajes de novia, esta vez sobre una modelo negra. Esta es la segunda vez que una persona de color consigue esa distinción en un desfile de Chanel desde que lo hiciera Alek Wek hace 15 años.
 
Como buen estajanovista, Karl ya está trabajando en las próximas colecciones, incluida la de Crucero. “Pero no la vamos a llamar así más, ¡no! La vamos a a llamar “Voyage”. Porque, francamente, Crucero está anticuado, pasado de moda. Imagínate viajar por ahí con 5000 personas. ¡Qué horror! Y desde luego nada lujoso”, afirmó Karl con desdén.

Antes de que empezara el show, Chanel anunciaba que había nombrado a Penélope Cruz como nueva embajadora. Cruz será la musa de la colección crucero de Chanel. Un dato: Chanel tiene ahora más embajadores que las Naciones Unidas, incluyendo a Kirsten Stewart, Lily Rose Depp, Keira Knightley y Marine Vacth.

El desfile fue el primer desfile de la casa desde que Chanel revelase sus cifras inesperadamente y por primera vez el mes pasado, manifestando que la firma alcanzó una notable facturación anual de 9623 millones de dólares en 2017.

¿Por qué ahora? Le ha preguntado FashionNetwork.com a Bruno Pavlovsky, presidente de moda y accesorios de Chanel. “¿Por qué no? Estamos muy orgullosos de lo que hacemos”, contestó.

Cuestionado sobre un artículo reciente del New York Times que sugería que Chanel había comunicado las cifras en parte para disuadir cualquier posible oferta del conglomerado francés LVMH, Pavloski respondió: “Eso son tonterías”.

Nadie ha jugado un papel mayor en el éxito de Chanel que el adicto al trabajo Lagerfeld. Increíblemente, este octogenario va a presentar dos colecciones de alta costura en París esta semana. Su turno de noche es el desfile de alta costura de Fendi el miércoles por la noche.

Aún así, Lagerfeld encuentra tiempo para ser el mayor amante de las mascotas, por lo menos de su gato blanco, Choupette. “Odio ir a casa cuando Choupette no está en el apartamento”, confesó después de enseñar montones de fotos de Choupette a dos editores franceses que estaban encantados. El modisto alemán confesó que tiene 15000 fotos de su querido gato.




Foto-periodista:GONZALO ESGUERRA P.

corresponsal colombia
sígueme en:
Instagram: gonzaloesguerra